Aumentar el reconocimiento

Casi un millón de berlineses asegurados trabajan en el sector de servicios. A esto hay que añadir casi 180.000 miniempleos, lo que supone un 86% de todos los empleados berlineses. El 82% del producto interior bruto de Berlín se genera en el sector de servicios con una tendencia creciente. Por lo que, ateniéndonos a las cifras, este sector es un factor esencial de la cadena de creación de valor de Berlín. Sin embargo, es ahora y muy lentamente que la política respecto al sector de servicios abandona su nicho y se hace visible a la opinión pública para ejercer una influencia directa y activa en este sector.
Lo importante es ver que los servicios, decisivos para la calidad de vida, el desarrollo económico y el empleo, necesitan empleados cualificados cuyo trabajo sea reconocido y que trabajen en buenas condiciones. En este sentido, el reconocimiento social y financiero por buenos servicios es un factor fundamental.
Nuestro objetivo es aumentar la atención y el reconocimiento que se merece el sector de servicios en Berlín.

Medios y vías

Es necesario considerar como una unidad tanto la calidad del trabajo y de los servicios como las innovaciones horarias y colocarla en el centro de la discusión política y en el funcionamiento diario de las empresas de servicios:

  • mediante actos públicos, redes de contacto y material informativo diverso.
  • mediante el diálogo y la creación de una atención pública hacia la calidad del trabajo y de los servicios.
  • mediante la atención hacia el papel que desempeña la formación continua.

Diversos proyectos piloto en empresas dedicadas al cuidado de personas y a servicios de vigilancia y seguridad deben explorar nuevas vías para una mayor calidad en el trabajo y en el servicio.
En colaboración con los responsables de la toma de decisiones en cuestiones de políticas de formación queremos buscar, en el contexto de un aprendizaje de por vida, procesos que lleven a innovar la cuestión del tiempo. Queremos aprovechar las experiencias de otras metrópolis europeas para aplicarlas a una política orientada de servicios en Berlín.